Hace unos días nos encontramos con estos carteles pegados en el escaparate de un locutorio:
Imagen
Además de otras faltas ortográficas, nos llamó particularmente la atención la grafía utilizada para designar a dos países: «Morroco» y «Ukrania».

Ambos tienen grafías perfectamente adaptadas y bien conocidas en nuestra lengua (Marruecos, Ucrania) y, además, ni siquiera la referida a Marruecos está bien escrita, pues sería Morocco.

Esto nos hizo pensar en la cantidad de países y ciudades cuyos nombres originales se escriben en grafías de lenguas que no utilizan nuestro alfabeto [latino] y que, al usarlos en nuestros textos, según recomienda la RAE, debemos adaptar. Esto es, debemos someter a esas palabras y a su pronunciación a un proceso de conversión a los caracteres y a los sonidos de la pronunciación propia de nuestra lengua.

Así, algunos de los nombres por los que os preguntábamos en nuestra página de Facebook hace un par de días, se transcribirían así:

-Rangoon (capital de Birmania, mejor que de Myanmar, por cierto) pasaría a Rangún; Yamoussoukro (capital de Costa de Marfil), a Yamusukro y Nouackchott (capital de Mauritania), a Nuakchot. Ello es así porque los sonidos vocálicos se representan con las vocales equivalentes en español.

-Cuando la w forma diptongo, se convierte en u. Aquí tenemos ejemplos como Rwanda, Zimbabwe, Botswana, Malawi y su capital Lilongwe, que pasarían a Ruanda, Zimbabue, Botsuana, Malaui y Lilongüe respectivamente.

-La h intercalada se omite. De este modo, los nombres de Kinshasa (capital de la República Democrática del Congo), del reino de Lesotho, de Rhodesia, de Bhutan, de Kathmandu, de la ciudad mauritana de Nouadhibou, de Bahrein y de Bangladesh, se escriben sin esa h. Quedarían así: Kinsasa, Lesoto, Rodesia, Bután, Katmandú, Nuadibú (en este caso también se han adaptado los sonidos vocálicos), Baréin y Bangladés.

-Las consonantes y vocales dobles pasan a una sola. Es el caso, por ejemplo, de los nombres de Addis Abeba (capital de Etiopía), Accra (capital de Ghana), Dacca (capital de Bangladés) y Dar-es-Salaam (capital de Tanzania). Se escribirían como sigue: Adis Abeba, Acra, Daca y Dar-es-Salam.

-Las grafías dj, j o g, si se pronuncian como nuestra y, se sustituyen por esta última. Nos encontramos con los nombres de la capital de Chad (N’Djamena), la de Nigeria (Abuja) o la de Sudán del Sur (Juba). También entran aquí los casos de Djibouti, Azerbaijan y Tadjikistan. Los escribiríamos así: Yamena, Abuya, Yuba, Yibuti (con adaptación de sonidos vocálicos también), Azerbaiyán y Tayikistán.

-La j que se lee como i se convierte en esta última letra. Es el caso de Ljubljana, la capital de Eslovenia, que se convierte en Liubliana.

-Cuando el grupo kh representa un fonema j debe transcribirse con j. Quizá el ejemplo más conocido es el de Khartum, la capital de Sudán, que pasa a Jartum.

-Finalmente, si el grupo tch representa un fonema parecido a nuestra ch, se sustituye por ella. Así, el nombre de la región asiática de Belutchistán pasaría a Beluchistán.

Si te ha interesado esta entrada y nuestra actividad en general, puedes seguirnos en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Twitter:
Join Our Facebook Fan Page Follow Us On Twitter
¡Muchas gracias!
valeria
1/4/2014 02:31:51 am

putaaaaaaaaaa

Reply



Leave a Reply.